Tu necesidad... tu Yoga.

Porque, al igual que la tierra, estamos en constante movimiento te ofrezco diferentes posibilidades para que escojas el yoga que más se adapte a tu momento.

  • Vinyasa Yoga: iniciación y avanzado, para que disfrutes del arte del movimiento y la respiración, de una manera dinámica, libre y creativa.
  • Yoga Restaurativo: práctica suave, física y meditativa que le da profundidad a la respiración, el cuerpo y la mente.
  • Yoga Prenatal: práctica de yoga suave para una mayor escucha y conexión con el maravilloso proceso de embarazo.
  • Yoga Postnatal: para una mejor conexión y recuperación física y consciente de nuestro cuerpo.

YOGA Vinyasa

El Vinyasa Yoga es un estilo de Yoga dinámico que coordina con arte la respiración con secuencias de Asanas de una manera libre, creativa y en función de las necesidades de l@s alumn@s.

Las clases de Yoga dinámico son variadas, enérgicas y adaptadas a todos los púbicos. Nos aportan beneficios como el fortalecimiento físico, aumento de nuestra capacidad pulmonar, control de la atención, calma mental, autoconocimiento, y sobretodo, el aprendizaje de estrategias para saber relacionarnos con la vida en momentos determinados.

Yoga restaurativo

El Yoga Restaurativo combina diferentes especialidades de yoga y diversas terapias de relajación. La práctica se puede realizar de una manera más pasiva y en quietud, permitiéndonos recibir información de nuestro cuerpo a nivel más profundo o de una manera más dinámica, recogiendo información a cerca de la movilidad de nuestro cuerpo.  En ambos casos, la respuesta de esta práctica es una toma de conciencia corporal a nivel profundo y los beneficios que nos aportan los estiramientos y la respiración tan importantes en esta filosofía.

 

Yoga prenatal y postnatal

En Yoga prenatal y postnatal, adaptamos el trabajo de Asanas y respiración en función de tu estado de gestación o tu recuperación después de dar a luz.

El aprendizaje de la respiración es determinante tanto durante la gestación, como en la recuperación, así como el trabajo físico consciente a través de las Asanas, que nos ayudará a adaptarnos a los cambios físicos y emocionales que se dan en ambos procesos.